la romantica FM para exclusiva

 

Banner Landscape 2

Samsung cambia paredes por televisores

¿Qué el tamaño no importa? El grupo empresarial surcoreano Samsung ha dejado claro todo lo contrario en el Consumer Electronics Show, que se celebra durante una semana en la ciudad de Las Vegas, Estados Unidos, donde se dan cita más de 184.000 profesionales de la industria tecnológica. 

Samsung presentó allí The Wall, un televisor de 146 pulgadas, resolución 4K y tipo modular, esto es, formado por varios monitores que configuran una pantalla del tamaño que mejor se ajuste a la sala donde se va a instalar.

The Wall utiliza una tecnología diferente a la de mayoría de las pantallas del mercado doméstico. Se trata de un televisor fabricado en torno a un panel MicroLED, un sistema de generación de imagen en el que, al igual que el OLED, cada subpixel emite su propia luz, sin necesidad de recurrir a un sistema de retrolimuniación.

Este punto es importante porque es el mismo principio que permite a los televisores OLED obtener ratios de contraste y luminosidad muy superiores a los de televisores convencionales. Samsung, además, lo consigue con un material que teóricamente tiene una vida mucho más larga y resulta más barato de fabricar.

"Puede adaptarse a cualquier tamaño y ofrece un brillo, una gama de colores, un volumen de color y unos niveles de negro que son realmente increíbles", ha asegurado Jonghee Han, presidente del Visual Display Business de Samsung Electronics.

The Wall todavía no tiene precio, aunque los responsables de la compañía coreana aseguran que llegará al mercado a mediados del año.

No es, en cualquier caso, la pantalla de mayor tamaño presentada por Samsung en una feria de tecnología. Hace apenas dos años la empresa coreana sorprendió en el CES con un prototipo de televisor de más de 170 pulgadas.

ImprimirCorreo electrónico