la romantica FM para exclusiva

 

Banner Landscape 2

¿Qué llevó Meghan Markle en la cabeza durante la misa de Navidad?

Se trataba de una de las fotografías más esperadas del último semestre: la familia real británica y su más reciente “incorporación” -la actriz estadounidense Megan Markle, prometida del Príncipe Harry- durante una de las citas más tradicionales de Inglaterra, esto es, la misa de Navidad en la casa de campo Sandrinham, en Norfolk. que fuera adquirida por la reina Victoria, a petición del príncipe de Gales, en 1862  como residencia para él y su entonces futura esposa Alejandra de Dinamarca.

Y Markle se las arregló para no desentonar ante tanto acento británico. Se colocó abrigo largo en color camel, botas altas de ante y, para gran regocijo del pueblo británico, adornó su cabeza con una boina-sombrero con lazo, mejor conocida como un “hatinator”.

¿Hatinator? Pues sí, una especie de tocado (hatinator viene de la palabra hat, que significa sombrero) que no tiene una base visible y cuya estructura da la sensación de que flota, cuando en realidad fue diseñado sobre una diadema, clip o peineta. 

Según reseñan los medios británicos, Markle lució un poco nerviosa, sobre todo al momento de saludar a la reina.

"Notablemente nerviosa, Meghan no soltó el brazo de su novio y siguió los consejos de sus acompañante antes de su breve pero notoria participación en el evento, realizando aún nerviosa una pequeña reverencia a la reina en el momento en que se retiraban de la misa, gesto que también realizaron Kate, Harry y William, expertos en el protocolo real", reseñó El Observador.

"Sin embargo, Harry se mostró en todo momento atento, hablándole al oído, muy probablemente para tranquilizarla y ayudarle a dar por superada su primera aparición pública como futura royal británica", agregó.

centrado
Para regocijo del pueblo británico, Meghan Markle lució como una verdadera discípula

ImprimirCorreo electrónico