la romantica FM para exclusiva

 

Banner Landscape 2

Las esposas de Gucci están a la venta

Grailed, el portal de venta de artículos de segunda mano, ha levantado una polvareda tras anunciar la venta de un juego de esposas de la marca italiana Gucci por la nada despreciable 65.000 dólares.

Se trata de una edición limitada de esposas que fuera diseñada por el modisto estadounidense Tom Ford en 1998, quien fuera director creativo de la firma de 1994 hasta 2004, y quien revolucionó la identidad de la casa italiana con un potente mensaje de empoderamiento sexual y una estética que se acercaba a la pornografía y al fetichismo.

La historia de la pieza ha sido asociada una y otra vez a un drama personal de la familia Gucci, porque, cuando Ford creó las esposas, las expuso en el escaparate de la tienda de la firma en Florencia, justo el mismo día en que Patrizia Reggiani fue acusada del asesinato de su exmarido, que estaba al mando de la firma italiana, Maurizio Gucci.

El nieto del artesano Guccio Gucci, fundador de la marca en 1921 en Florencia, Italia, tomó las riendas de la firma durante la década de los ochenta con la intención de centrarse en crear prendas de ropa, además de los icónicos productos de marroquinería de la firma. A pesar de los esfuerzos, la firma no obtenía buenos resultados económicos y no fue hasta la llegada de Tom Ford cuando el valor empezó a incrementar.

La situación familiar y económica provoco el divorcio entre el matrimonio Gucci- Reggiani y, tras diez años divorciados, la exmujer contrató a un asesino a sueldo para acabar con la vida del heredero del imperio. Fue en las mismas oficinas de la firma cuando dispararon por la espalda a Gucci. Las primeras investigaciones apuntaban a una conspiración internacional y la implicación de mafias en el asesinato hasta que descubrieron el verdadero autor de los crímenes.

Reggiani fue condenada a 26 años de cárcel en 1998, tras descubrir que ella misma contrató los servicios de un pistolero para acabar con la vida de su exmarido, que había empezado otra relación amorosa. Hace cinco años, la ‘viuda negra de Italia’ salió de prisión por buena conducta pero todavía sigue la disputa después que las hijas del matrimonio denunciaran la pensión de un millón de dólares anuales que Reggiani recibe del patrimonio del difunto Gucci.

ImprimirCorreo electrónico