la romantica FM para exclusiva

 

Banner Landscape 2

¡El bolso del verano es una cesta!

Mucho se discute sobre si la historia es cíclica o lineal, y si esta problemática tuviese una respuesta a través de la moda, se diría que, efectivamente, la historia es el más puro y perfecto círculo. Siempre acabamos en el mismo lugar. Es ese “lo mismo, pero distinto”, que mucho se vocifera.

Las tendencias se mueven entre lo silencioso y lo ruidoso con pocos matices. O llegan de un solo golpe, o de a poquito; o lo notas desde el principio, o te das cuenta cuando ya todos a tu alrededor están usándola. Y justo al poco tiempo, recuerdas que estuvo en boga hace poco o hace años. O hasta hace décadas.

¿Quién con los suficientes años de vida no ha tenido una grande y oportuna cesta para llevar a la playa los días de verano? Muchos diseñadores de bolsos se dedicaban colecciones completas a sacar estos bolsos de mimbre en distintos modelos, para así satisfacer todos los gustos.

El bolso de mimbre, popularmente conocido como cesta –porque literalmente es una- es un accesorio definitorio del estilo francés. No por azar era el favorito de Jane Birkin antes de conseguir su propio bolso. De hecho, la historia de cómo nace el bolso más famoso de Hermés está protagonizada por la cesta de mimbre de la actriz.

Es una de las carteras favoritas del verano para esas quiénes no se rigen por las tendencias del momento y prefieren vivir según su fondo de armario y piezas básicas atemporales. No obstante, esta temporada se está moviendo sigilosamente entre el street style. Especialmente entre las redes sociales de influencers francesas.

Como todos sabemos, Francia es la cuna de la moda, y seguramente este amor por la cesta de mimbre se propagará por todo el mundo para este verano. Y no es para menos, pues es un bolso que se puede combinar con absolutamente todo. Desde ese estilo navy, tan propio de la época más caliente, hasta ese estilo “vetements” tan popular actualmente. ¡Y ni hablar de los outfits más sobrios! Queda perfecto para dar ese toque desenfadado.

Fotografía principal: adenorah

ImprimirCorreo electrónico