la romantica FM para exclusiva

 

Banner Landscape 2

El reinado del vichy esta temporada

Brigitte Bardot nos regaló dos de las tendencias favoritas de esta temporada primavera/verano. Por un lado, el escote más sutilmente provocador que ha conquistado todas las pasarelas desde hace un par de temporadas, y por el otro, los cuadros vichy - gingham en los países anglosajones-.

La francesa saco –literalmente- de la cocina este estampado en la década de los 50s y desde entonces ha sido una tendencia recurrente en algunas temporadas. Su nombre se lo debemos a la ciudad francesa que se titula igual y es conocida por su historia y balneario.

gingham style 🐚@annaspraytanner w that smooth tan

Una publicación compartida de Danielle Bernstein (@weworewhat) el

La gran explosión ocurrió cuando Bardot contrajo matrimonio con Jacques Charrier y utilizó un vestido de corte New Look de Dior con este estampado en color blanco y rosa. El diseño fue hecho por Jacques Esterel y para la época el vichy no estaba ni de cerca a estar de moda. Fue toda una provocación. Como acostumbraba a hacer la actriz cada vez que le placía.

Hoy el gingham es una de las tendencias que más se han visto en influencers, trendsetters, bloggers y celebridades. Además, domina las redes sociales y, por ende, el street style.

Fully checked out for the weekend In @soniarykiel @nicholaskirkwood from @netaporter

Una publicación compartida de Lisa Aiken (@lisa.aiken) el

El estampado es fácil de reconocer: son simples cuadros de colores sobre un fondo blanco. Los colores más comunes son el negro, rojo, azul y verde, pero puede extenderse a todos los colores que se quiera. Y hasta a todos los tamaños, aunque el tradicional sean los cuadros pequeños.

Es un tejido que se ha ligado mucho al estilo lady y femenino debido a su cercanía con Bardot –y con ella al New Look de Dior-, la época veraniega y lo bien que se la lleva con el denim.  No obstante, como la moda siempre se salta todas las reglas, el vichy o gingham ahora es utilizado hasta en los outfits más rockeros y grunges.

¡Y en las piezas más inimaginables como zapatos, calcetines y trajes de baño!

Fotografía principal: vogue.es

ImprimirCorreo electrónico