la romantica FM para exclusiva

 

Banner Landscape 2

+Fotos | Trend alert: la tobillera

Amadas u odiadas, con significado o sin él, la tobillera es un accesorio que existe desde tiempos inmemorables. Si se utilizaba como un símbolo para indicar algún estilo de vida de la mujer o por mero gusto de la misma es una cuestión muy debatida y con distintas conclusiones. No obstante, es un hecho que es una prenda que llama la atención cuando se tiene puesta.

En algunas culturas del mundo es completamente normal el uso de esta “pulsera de pie”, en otros no tanto. Cierto grupo de mujeres las usa porque van con su estilo –especialmente si es boho chic, hippie o étnico-.  Y, por otro lado, hay que destacar que es una de esas tendencias que son como el cometa Harley. Pasan cada cierto tiempo y cuando se van, pues no hay quien las haga retornar hasta que sea su momento de volver.

Putting my best (anklet-clad) foot forward @jenniferfisherjewelry orb anklet ❤ #PFW #FW17 @netaporter 📷 by @thestreetpie

Una publicación compartida de Lisa Aiken (@lisa.aiken) el

Por todo esto resulta extraño el movimiento que ha tenido en el street style desde el pasado mes de la moda. La propagación de la tobillera ha sido extremadamente silenciosa, pero con pasos firmes.

Ya no solo esas declaradas amantes a lo bohemio, lo hippie y lo étnico las usan, sino personas con un estilo muy diferente. Entre ellas, directoras de revistas, marcas, tiendas online y muchísimas influencers, bloggers y reinas de las redes sociales.

¿Cómo se llevan?

Las propuestas han sido muy distintas. Hay unas muy delicadas, apenas una cadenita o delgada cinta que cuelga. Algunas otras apuestan por lo XL y utilizan grandes hebillas o maxi cintas que terminan con un lazo. Otras veces la tobillera se confunde con el calzado y no terminas de definir si forma parte de éste o si es un accesorio aparte.

My #2 favs from drop 2#mrbymanrepeller

Una publicación compartida de Leandra (Medine) Cohen (@leandramcohen) el

Lo cierto es que la tobillera, que evoca la melancolía de un verano de la adolescencia y, a la vez, la renovación de un accesorio con todo un legado cultural detrás, puede convertirse en una tendencia muy aclamada en los próximos meses. 

Fotografías: vogue.es

ImprimirCorreo electrónico