la romantica FM para exclusiva

 

Banner Landscape 2

+Fotos | Estilo boho para esta primavera, ¿cómo se lleva?

Según Vogue, este estilo nació formalmente en el año 2004. A más de una década de eso, sigue conquistando las calles y se ha convertido en el exponente predilecto de la primavera. No importa si eres clásica, lady o cualquier otra palabra con la que te definas. En primavera los aires bohemios enamoran hasta a los más indiferentes.

La interpretación de la crónica como “el ornitorrinco de la prosa” puede ser llevada al contexto moda por el estilo bohemio. La dificultad de su definición radica en ser conformado por un poquito de todo. Tiene algo de hippie, étnico, gitano, ecléctico, setentoso, cowboy, rocker, vintage y, en algunos casos, hasta de minimalista, sin ser ninguno de ellos en sí.

Puede ser todo, como puede ser nada. Ahí está el boho style. Un todo y un nada. Lo etéreo, lo sublime. Vogue España, al definirlo, reseña “es algo así como un cóctel en el que se mezclan abundantes ecos hippies y bohemios con un toque étnico –del navajo al arabesco- y otro toque campestre. Se agitan estos elementos sobre una base vintage y se espolvorea un poco de espíritu relajado”.

Y es que, con todo esto, ¿cómo no va a conquistar a todo el mundo si puedes ser tan libre? El estilo bohemio evoca todo lo que el ser humano en su versión más natural desea: viajes, diversión, libertad, amor… 

¿Cómo llevarlo?

Quizás la clave esté en combinar prendas sin aparente conexión, pero con ese toque en la actitud que mágicamente hará que todo esté en armonía. Puede que el estilo boho, más allá de estar conformado por aires de otros estilos, radique en la actitud del individuo.

Lo bohemio en el vestir va de tomar riesgos, de combinar piezas de manera impredecible y utilizar muchos accesorios para el toque final. Bordados, flecos, apliques, brocados, estampados, encajes, croché, lana, piel, todo se vale. Hasta cierto punto. Los excesos nunca son buenos. Comodidad y feminidad, ante todo.

Los estampados y las telas vaporosas son los mayores exponentes del estilo bohemio. Las flores, en su mayoría, pero todos son bien recibidos. Con los accesorios quizás nunca es suficiente, pero sabrás cuando parar.

Para llevar el boho style no hace falta planearlo mucho, sino dejarse llevar. No se trata de forzarlo, es más como un estado de ánimo del alma que se exterioriza en ciertas ocasiones. No te esfuerces, pero sé consciente. 

Fotografías: vogue.es

ImprimirCorreo electrónico