la romantica FM para exclusiva

 

Banner Landscape 2

+Video | La rebelión millennial de Dolce & Gabbana

¿Es un adiós a los artistas como embajadores de las marcas?

Desde que comenzó esta época de fashion weeks diversas reseñas sobre los desfiles daban guiños a la importancia de las redes sociales para los diseñadores. En el panorama actual, donde todo se vive en tiempo real en todas partes del mundo mediante Instagram, el deseo de las maisons de estar relacionadas con celebridades ha pasado a un segundo plano, o ha evolucionado con la nueva era para dar paso a los nuevos fenómenos mediáticos.

“La idea de vender un desfile o una colección gracias a un rostro conocido ha perdido su encanto”, escribió Daniel Borrás para Vogue España en un artículo sobre el auge y la caída de las celebridades en el front row. Impactar en las redes sociales se volvió más importante que relacionarse con Hollywood o cualquier otra estrella.

Es innegable que muchas de estas celebridades se han convertido en lo que llamamos influencers. Pero para nadie es un secreto que el boom “celebrities” es una especie en peligro de extinción en las fashion weeks. Mientras en Nueva York lo político inunda la pasarela y los diseñadores compiten por tener a los mejores influencers en el front row, en Milán se sitúan un paso más adelante y los llevan a directo a la pasarela.

Rinascimiento, la nueva colección Otoño/Invierno 2017 de la casa italiana Dolce & Gabbana trajo consigo el debut en la catwalk de muchos de nuestros bloggers, instagrammers, youtubers e influencers favoritos bajo el argumento de “La moda es para todos”. Hombres, mujeres y niños desfilaron para la maison con propuestas que aunque no eran muy innovadoras, fueron diseñadas para todos los gustos y colores. “Al final es el mercado” dirá Stefano Gabbana al respecto.

No contentos con hacer de su pasarela una rebelión millennial, -y un gran boom mediático por las redes sociales, porque no faltó quien diese su opinión al respecto-, entre las piezas se podía apreciar una camiseta estampada con una foto de Justin Bieber en ella. Prenda que su casting de “modelos” -donde también se encontraban miembros de la realeza- llevaba con mucho orgullo y satisfacción. Sí, al final, ese es el mercado.

 

ImprimirCorreo electrónico