la romantica FM para exclusiva

 

Banner Landscape 2

Entretenimiento

El cantante venezolano de música vocal pop, Miguel de Labarca, proveniente de la ciudad de Maracaibo, prepara su álbum debut en Los Ángeles, California, junto Humberto Gatica, productor de grandes estrellas como Andrea Bochelli, Michael Bublé y Celine Dion, mismos que han influenciado su carrera musical, desde sus comienzos. Su estilo se pasea por los géneros como el jazz, el pop clásico y vocal, mientras que se confiesa admirador de la música de Il Divo, Il Volo y Dean Martin, entre otros.

“El lanzamiento de mi álbum, será para mediados del año que viene 2018. Está compuesto por 12 canciones, unas inéditas y algunos covers, aunque aun no tiene nombre, llevará el sello de la Disquera, Warner Bros. Records. Por lo que mi agenda se divide entre, Venezuela y Estados Unidos, durante el año. En este andar, me acompaña un banda de 25 personas, que son como una especie de pequeña sinfónica y juntos realizamos las presentaciones”.

Sus inicios

Sus inicios no han sido nada fáciles, pero la espera tiene sus recompensas. “Comencé estudiando música en el Conservatorio de Maracaibo, a los 6 años de edad. Donde aprendí a tocar el piano, pero curiosamente, nunca estudié canto, sino que fue algo empírico que formalicé luego, en Los Ángeles, en el año 2012. Me prepararon los mismos profesores de Frank Sinatra, Andrea Bochelli y Ariana Grande, quienes fueron mis mentores y me encaminaron a darle forma a mi único estilo vocal. Ahora mi pasión, es mi profesión y eso es gracias a Dios”, afirma. 

Las redes no son su fuerte, sino el canto. “No soy muy apegado a las redes sociales, porque no estoy muy interesado en inflar los números, sin embargo, gracias al boca-boca, he podido llevar mi canto y visitar varios países del mundo como, Egipto, Italia, España, Panamá, Colombia, ecuador etc.", manifiesta el cantante. 

"Me siento sumamente bendecido, por compartir el don que Dios me dio. Y siempre estoy dispuesto de poder ayudar a la gente, aún más, cuando es de tu propio país, de tu propia sangre”, finaliza de Labarca. 

🎼 Gracias por este momento capturado @cardozofotografia impecable! Hagamos más música #music #liveshow #MD

Una publicación compartida de MIGUEL DELABARCA (@migueldelabarca) el

Otras tres mujeres acusaron al actor estadounidense Dustin Hoffman de acoso sexual, incluyendo una que era menor en el momento de los supuestos hechos hace más de tres décadas, reportó ayer jueves la revista especializada Variety.

Dos de las tres presuntas víctimas del actor de 80 años hablaron abiertamente, incluida Cori Thomas, quien tenía 16 años en el momento de los supuestos hechos ocurridos en 1980 y era compañera de clase de la hija de Hoffman. 

Hoy actriz y dramaturga, Thomas afirma que el actor apareció sin ropa frente a ella en una habitación de hotel y le dijo: "Estoy desnudo, ¿quieres ver?. Asegura que fue "salvada" por su madre, quien justo en ese momento llegó a buscarla. 

Las otras dos denunciantes, Melissa Kester y una mujer que se mantuvo en el anonimato, dicen que Hoffman las agredió en distintos momentos durante la producción de la película Ishtar, de 1987. 

El abogado del actor, Mark Neubauer, dijo a Variety que las acusaciones eran "mentiras difamatorias". 

Antes de estos testimonios, en los últimos dos meses tres mujeres ya habían acusado a Hoffman de acoso o agresión sexual. 

El 8 de diciembre, The Hollywood Reporter publicó la historia de la actriz Kathryn Rossetter, que aseguró que estuvo sometida a los toqueteos del actor entre 1983 y 1985, cuando actuaban juntos en la célebre obra Muerte de un viajante. 

Desde las revelaciones sobre el productor de Hollywood Harvey Weinstein, decenas de personalidades del mundo del entretenimiento, las artes, los medios, la política y la cocina han sido públicamente acusadas de acoso, agresión sexual o violación. 

Jhon Semeco exalta el oficio de cantor

Si hoy algo que define nuestra naturaleza como venezolanos es una gran afición por la música. Aunque se dice que hay regiones más atraídas por los devotos de Euterpe, como el caso de los larenses, lo cierto es que en todo nuestro territorio, el ritmo nos impone sentimientos que nos llenan de esa venezolanidad que nos identifica.

Jhon Semeco es un claro ejemplo de esa condición artística que rebasa barreras y restricciones, para ofrecer su labor como cantautor, y sin duda, es uno de los compositores más prolíficos de su generación. Hacer un balance de su trabajo nos exige pasear por distintos géneros musicales y apreciar sus más de trescientas canciones registradas, entre las que se incluyen reconocidos temas que formaron parte de las bandas sonoras de populares telenovelas de nuestra televisión.

Su más reciente proyecto ha sido una labor casi titánica, que ha logrado reunir a un extraordinario grupo de cantantes venezolanos para rendir homenaje al oficio de cantante. En esta oportunidad, no solo compuso una hermosa canción, sino que fungió como productor general del tema "Cantaré por siempre”. Con arreglos y producción musical de Euler Guillen y la dirección artística de David Acevedo, este proyecto promete ser un nuevo motivo de orgullo para los habitantes de este bello país.

En ocasión del relanzamiento de este ambicioso proyecto, conversamos en exclusiva con este artista respaldado por el sello discográfico "Sonográfica", miembro de ASCAP (Sociedad de compositores en Estados Unidos) y miembro de la Academia Latina (Latin Grammys).

¿Cuál es el mayor reto para un compositor?

“El mayor reto para un compositor es lograr que sus canciones trasciendan y escucharlas en miles de voces. Pero más que un reto, yo lo llamaría una meta”.                                   

¿Cuál es tu estilo musical preferido?

“Mis gustos musicales son variados, eclécticos. Yo crecí escuchando un poco de todo. En mi casa se escuchaba a La Billo’s, a Chucho Avellanet y a Roberto Carlos, entre otros, y yo escuchaba a Police, Queen, Supertramp, Chicago y Genesis, y luego pasaba a Rubén Blades, Willy Colón, Héctor Lavoe, La Dimensión Latina, Oscar D’León, La Fania, Yordano, Franco de Vita, Ilan Chester, Ricardo Montaner. En fin, una ensalada bien aderezada y nutritiva musicalmente. Me inclino hacia el pop latino, el jazz latino y la salsa”.

¿Qué opinas de las nuevas herramientas y plataformas para distribuir música que se imponen sobre las disqueras tradicionales?

“Tengo la opinión dividida. Cuando la música se digitalizó dio pie a la piratería que tanto daño ha causado a la industria; por otro lado, se crearon los portales y tiendas virtuales que nos dan un gran alcance mundial para distribuir nuestro trabajo. Pero te cuento que soy de la vieja escuela. Yo prefiero el disco en físico, porque me gusta leer los créditos y saber quién grabó, quién mezcló y quién masterizó. Soy un coleccionista”.     

Danos tus impresiones de las nuevas corrientes y músicos emergentes en nuestro país.

“En cuanto a los nuevos talentos veo dos vertientes: está la mal llamada música urbana, donde hay varios con talento y muchos otros que creen que con ponerse una gorra hacia atrás y lentes oscuros ya son artistas. Por otro lado, miro a talentos como el Pollo Brito, C4Trio, Alfredo Naranjo, Marcial Istúriz, Arvelaiz, Juan Miguel, que son dignos representantes del nuevo sonido de Venezuela”.                                      

¿Cuál es, en la actualidad, tu mayor fuente de inspiración? ¿Siempre ha sido la misma o ha evolucionado con el tiempo?

“La inspiración está en el aire. Mi mayor inspiración siempre ha sido el Amor en todas sus vertientes, aunque también canto a lo cotidiano, a mi ciudad, a mi país, a la amistad, a la soledad, en fin, una nueva canción puede estar a la vuelta de la esquina. La musa puede llegar en cualquier momento, por eso siempre me acompaña un lápiz y un trozo de papel”.

Háblanos del esfuerzo de concretar un proyecto como "Cantaré por siempre", y coméntanos los alcances que ha ya ha logrado.

“Cantaré por siempre’ es un gran proyecto al mejor estilo de ‘We are the Word’ y ‘Cantaré Cantarás’, donde reunimos a más de 100 artistas venezolanos, entre cantantes y músicos, que prestan su voz, su arte y su imagen para recaudar medicamentos contra el cáncer. Además de ser una labor social, es un homenaje a las grandes voces de Venezuela de ayer, hoy y siempre. Es un homenaje al oficio de cantor. El próximo año es su relanzamiento y comenzaremos a hacer eventos y recaudar medicamentos, es un proyecto bastante ambicioso. La letra y la música  son mías, y arreglos de Euler Guillen, fotografía David Acevedo y diseño gráfico de Oscar Vera”.

¿Cuáles son tus proyectos para 2018?

“Para 2018, ya estoy preparando mi nuevo proyecto musical, muy ambicioso, con el apoyo de grandes compositores nacionales e internacionales como Jorge Luis Piloto, Pedro Azael, Yasmil Marrufo, Juan Carlos Pérez Soto y Matheus 10,  y temas de mi autoría. Tendremos feat con artistas nacionales e internacionales. Es un proyecto muy importante y ávido para consolidar la internacionalización”.

Semeco ha sido galardonado con el Premio "Mara Internacional 2014" y "La Estrella de Venezuela 2015", distinguido con el LATIN MUSIC AWARDS 2016 como productor musical del año, así como postulado, en dos oportunidades, al "Premio Nacional de la Cultura, Mención Música."

Sus temas han sido grabados por diferentes orquestas y artistas nacionales emblemáticas, como "La Dimensión Latina, "El Combo de Venezuela", "La Salsa Mayor", "Los Satélites", entre otros.

 

 

El Departamento de Policía de Los Ángeles investiga al cineasta franco-polaco Roman Polanski por haber supuestamente acosado a una niña de diez años en 1975, informaron hoy medios estadounidenses.

Las informaciones se refieren a Marianne Barnard, quien afirmó que Polanski la acosó cuando ella tenía diez años, indicó el diario Los Angeles Times.

Barnard tuiteó en octubre que Polanski le había tomado fotos desnuda con solo un abrigo de piel en una playa en Malibú, en California, y que "avanzó a partir de allí". El mismo mes, denunció el hecho a la policía, de acuerdo con el "Times". 

El abogado de Polanski, Harland Braun, dijo que la acusación era "falsa" en una declaración a la que tuvo acceso dpa. "Hemos contactado a la policía de Los Ángeles y entregaremos toda la información que tenemos y los urgimos a realizar una investigación completa y exhaustiva", dijo.

Las acusaciones contra el cineasta son de todas formas demasiado antiguas como para que se presenten cargos.

Varias mujeres han hecho acusaciones similares contra el director de "Rosemary's Baby" recientemente.

Fiscales suizos señalaron en octubre que estaban investigando acusaciones de delitos sexuales contra Polanski después de que una ex actriz alemana dijera que el director la violó en Suiza hace 45 años cuando ella tenía 15.

Otra mujer, identificada solamente como "Robin", dijo en agosto que fue atacada sexualmente por Polanski en 1973 cuando tenía 16 años.

En 2010, la actriz británica Charlotte Lewis dijo que Polanski la atacó sexualmente en 1983 cuando era adolescente.

Polanski se declaró culpable en 1977 en California de sexo ilegal con una menor de 13 años, pero huyó a Europa en 1978 antes de que se conociera la condena. 

La película chilena Una mujer fantástica, del director Sebastián Lelio, fue elegida por la Academia de Hollywood como una de las nueve películas pre-seleccionadas al Óscar en la categoría de Mejor Película Extranjera.

Se trata del único largometraje latino de un listado que también incluye a In the fade (Alemania), On body and soul (Hungría), Foxtrot (Israel), The insult (Líbano), Loveless (Rusia), Félicité (Senegal), The wound (Sudáfrica) y The square (Suecia).

De las nueve semifinalistas se escogerán las cinco que aspirarán al premio. 

Una mujer fantástica logró hace una semana una candidatura para los Globos de Oro en el apartado de Mejor Película Extranjera.

La cinta, cuyo reparto encabeza la actriz transexual Daniela Vega, ganó el Oso de Plata al Mejor Guión en la Berlinale.

Lelio regresa así al universo femenino y coloca al espectador ante un personaje que pelea con quien le niega el respeto e intenta resquebrajar su dignidad.

Marina, el nombre de la protagonista, no carga únicamente con el peso de un entorno hostil después de la muerte del hombre con el que convivía y a cuyo funeral quieren impedirle asistir, sino que sujeta el filme de principio a fin con su aparición en casi todos los planos.

La 90 edición de los Óscar se celebrará el próximo 4 de marzo en el teatro Dolby de Los Ángeles. 

Volvemos a la space opera que nos ha enseñado que ser bueno o malo es una elección. En el octavo episodio de la franquicia, creada por George Lucas, seguimos la pronunciada batalla entre la Primera Orden a cargo del Líder Supremo Snoke y la Resistencia abanderada por la general Leia Organa, pero también nos adentramos en el carácter psicológico y emocional de Kylo Ren y Rey, al tiempo que aparecen algunas luces respecto a los enigmas de la Fuerza.

Durante una entrevista con The Hollywood Reporter, George Lucas expresó que Los últimos Jedi está “hermosamente realizada”. Y no es para menos. La mayoría de la crítica la arropa en elogios y alabanzas. Rotten Tomatoes le dio una puntuación de 94 % -la misma obtenida en El imperio contraataca (1980)- y se espera que supere los 200 millones de dólares en su primer fin de semana en Estados Unidos.

Rey, la primera Jedi femenina

Ahora bien, voy a colocar el dedo en la llaga. Los últimos Jedi no me emocionó tanto como El despertar de la Fuerza (2015). Le falta espíritu… aliño, algo. El ritmo es lento. Se demora tanto en llegar al clímax, que cuando llega, la emoción queda rebajada y su sabor es agridulce. Hay algunos baches argumentales y los tiempos muertos abundan. Los chistes entre personajes se agradecen, pero el recurso se usa con cierta exageración. Determinados personajes tienen un desenlace menudo y poco original, mientras que otros debutan pero simplemente aparecen y no quedan en la memoria del espectador. De hecho, Rian Johnson, el director, confesó que no es su película favorita de la saga: “Prefiero Una nueva esperanza o El imperio contraataca”.

Son evidentes los guiños a las películas pasadas, un gesto que sabrán reconocer los más fieles. Pero de lo que no se discute es sobre la calidad visual. El fondo verde hace su trabajo. Los escenarios son, literalmente, de otra galaxia: desde la vibra elitista de Canto Bright (inspirada en Dubrovnik), la singular Ahch-To -una especie de Isla Galápagos donde coexisten diversas y extrañas criaturas como los estridentes Porgs- recreada en la isla Skelling Michael en Irlanda, y Crait –inspirado en el salar de Uyuni, Bolivia, y un desierto de Utah, Estados Unidos- donde se lleva a cabo la batalla más importante del largometraje realzada por el sobrenatural contraste entre el blanco y el rojo.

Enfrentamiento en el peculiar planeta Crait

Evidentemente, Los últimos Jedi bebe de la nostalgia de sus personajes icónicos, pero se aleja un poco de la esencia de Star Wars. Es como ver una película fuera del acostumbrado enfoque del mundo espacial. Se palpan nuevos caminos, pero la complejidad permanece. Los últimos Jedi es un brinco a una nueva era, un boleto para la nueva generación... y no hay vuelta atrás.

Leia (Carrie Fisher) demuestra su sapiencia y firmeza a la hora de formar estrategias militares, Luke Skywalker hace galantería de una personificación atormentada y arrogante, se remueven los recuerdos por Han Solo (Harrison Ford) y la Fuerza adquiere un matiz más espiritual. Especial atención con el trabajo de Benicio del Toro, Laura Dern y la joven Kelly Marie Tran.

Lo demás es lo de siempre: sables de luz, saltos a la velocidad de la luz, promesas incumplidas, misterios que siguen siendo misterios y, nuevamente, el truco de la nostalgia cultural de una historia que parece que nunca llegará a su final. Aprovecho para rescatar una frase de Kylo: “Es el momento de dejar morir a lo viejo”.

Como toda película de la franquicia, los fanáticos aplaudieron apenas apareció el himno de Star Wars. Y eso, siempre será ganancia.

Los príncipes Guillermo y Harry de Inglaterra asistieron al estreno europeo de la película La guerra de las galaxias: Los últimos Jedi, que se realizó el martes en la ciudad de Londres.

Los llamados "royals", que tienen un breve cameo en la cinta, acudieron solos al teatro Royal Albert Hall: Guillermo lo hizo sin Catalina, que está embarazada, y Harry sin su prometida, la actriz estadounidense Meghan Markle.

Cientos de fans se agolparon frente al teatro. "Es una locura", comentó el actor irlandés Domhnall Gleeson, que interpreta en la película al oscuro general Hux, en la alfombra roja. A pesar de las bajas temperaturas, cientos de fans pasaron horas en el frío esperando poder ver a sus ídolos.

Al parecer, el esfuerzo valió la pena. Las estrellas del film, entre ellas Daisy Ridley, Adam Driver y Mark Hamill, se tomaron mucho tiempo para firmar autógrafos y sacarse selfies con sus fans antes de entrar el teatro. "Uno nunca se acostumbra a esta pasión y este entusiasmo, es simplemente maravilloso", dijo Hamill, que interpreta por quinta vez a Luke Skywalker en la gran pantalla.

Tras su breve aparición en Star Wars: El despertar de la fuerza, en el nuevo film de la saga la trama gira en torno al maestro Jedi Skywalker. Para Hamill, de 66 años, cuya carrera en cine nunca levantó mucho vuelo más allá de "Star Wars", es un regreso algo tardío. Durante años estuvo fuera de los focos de la industria del entretenimiento. "¡Que la fuerza esté con todos nosotros!", exclamó sonriente a sus fans.

También varios actores con el uniforme de los soldados imperiales marcharon por la alfombra roja. Ese mismo traje usaron los príncipes en la película: los hermanos interpretan a dos soldados imperiales, pero por el casco típico del disfraz, es imposible reconocerlos.

Mónica Montañés puso el texto sobre la mesa días atrás y, ahora, Luis Olavarrieta comienza los ensayos sobre las tablas. El actor, animador y conductor de televisión sigue las orientaciones del productor Robert Chacón. La dirección está a cargo de Dairo Piñeres, el mismo que se encargó de llevar la batuta del montaje escrito por Carlos Castillo y asumido por Norkys Batista, la afamada pieza Órgasmos.

Hasta ahora el lugar donde se podría estrenar este monólogo escrito por Mónica Montañés para Luis Olavarrieta sería el auditorio del Centro Cultural BOD, en Caracas. Pero todavía nada es definitivo con respecto a este proyecto. Quedan varios puntos por acordar, entre esos, el título que se mostrará en la taquilla y la fecha planteada para que el público pueda verlo.

“Luis Olavarrieta y yo nos conocemos desde hace años, desde cuando él trabajaba en Ají Picante y yo ya escribía para Venevisión. A pesar de que la fama de los animadores de ese programa era la de ser muy críticos, hemos tenido una buena amistad. La verdad es que Luis y yo siempre hemos tenido mucho en común. Nos gustan las películas policiales, por ejemplo. Existe una extraña, pero muy positiva afinidad entre Luis y yo desde hace mucho tiempo (risas)”, comenta Mónica Montañés, a quien precede su fama como escritora de libros, telenovelas y piezas teatrales. Montañés tiene en su haber obras dentro del mismo formato en el que se plantea este nuevo proyecto como El aplauso va por dentro, que tantas loas recibió dentro y fuera del país de la mano de Mimí Lazo, la encargada de encarnar a su protagonista. "Pero la idea en realidad viene de Robert Chacón, productor y actor que inició el microteatro en Venezuela, quien ahora vive en España, donde ya ha montado varias obras mías. Además, desde un principio se dijo que la dirección quedaría en manos de Dairo Piñeres. Todas esas razones hicieron que me encantara la idea de escribir este monólogo".

Dadas las condiciones, Montañés afirma que puso manos a la obra. “En el caso de las telenovelas puedo trabajar por encargo, pero no cuando se trata de obras de teatro. Escribo para la persona que va a actuar. Por eso, Luis Olavarrieta y yo nos sentamos a hablar de temas que le interesaran y que me gustaran a mí a la hora de escribir, que además pudieran ir con el gusto de Dairo Piñero y de Robert Chacón. De esta manera, encontramos diversos aspectos que podíamos abordar. En resumen, reunimos asuntos que llevarán al público a concluir que la vida en realidad es lo que pasa mientras estamos esperando que suceda algo distinto, que es mejor dejar de esperar y hacer todo por nosotros mismos y que la aceptación no debe venir de los demás sino que debe partir y estar dirigida hacia nosotros mismos. Por allí va la cosa”, explica Montañés.

La escritora aclara que esta pieza no está concebida como un stand up. “No verán a Luis Olavarrieta hablando de su vida sobre el escenario. Es una obra de teatro. Es un monólogo. Es un personaje que Luis va a interpretar y que tiene mucho que ver con él, pero que no es él. El público seguramente se sentirá identificado, se reirá y también soltará una que otra lágrimita”, especifica Montañés, quien comenta que ya los ensayos para este montaje comenzaron. “No solamente lo verán actuar, también cantará. Para los que aún no lo saben, Luis canta precioso”.

Aunque a la expectativa de la respuesta del público por tratarse de su primer monólogo, Luis Olavarrieta asegura que está muy complacido con el texto desarrollado por Montañés, que siente muy acorde con su manera de pensar. “Estoy impresionado por la memoria de Mónica. Resumió absolutamente todos los temas que abordamos en nuestras conversaciones”, dice el conductor del espacio de Televen Rostros del crimen, quien indica que la pieza podría presentarse a finales de enero o principios de febrero de 2018. “En ese monólogo saldrán asuntos que pertenecen a mi vida y que al mismo tiempo no lo son, porque son más bien aspectos que corresponden a mi generación. Habrá puntos que toquen la situación del país, las relaciones laborales, las humanas en general, las familiares, la presión de los padres y hasta aquellos relacionados con la pareja, el matrimonio y la soltería después de alcanzar los 30 años”.

Así como alaba el texto de Montañés, Olavarrieta considera un acierto que el monólogo cuente con la dirección de Dairo Piñeres. “Estamos hablando del rey del teatro en Venezuela. Dairo sabe lo que quiere ver el público sobre las tablas, así que estoy respaldado por un equipo en el que confío plenamente. Mejor imposible”, apunta el también actor profesional.

Olavarrieta afirma que el monólogo que Montañés ha escrito para él es sólo parte de la gama de proyectos que está por desarrollar durante el 2018. “El año que viene tengo mucho por hacer. Habrá más Luis Olavarrieta en la radio y en la televisión. Tendré al aire el programa junto a Josemith Bermúdez, con quien hemos desarrollado un proyecto hermoso. Eso solo es un pequeño adelanto de lo que vendrá. Tengo mucho por hacer en este país que me ha ofrecido tantas oportunidades y por el que voy a seguir dando todo lo mejor de mí”, asevera.