la romantica FM para exclusiva

 

Banner Landscape 2

Charles Michel: “La crisis política es en España no en Bélgica”

El martes en el palacio de Bellas Artes de Bruselas, propiedad del gobierno federal, ante las notas del himno catalán, en una sala con cerca de dos centenares de autarcas catalanes encabezados por Carles Puigdemont reafirmaron su postura en pro a la independencia de Cataluña. Todo esto ocurrió en Bruselas, en un país donde los nacionalistas flamencos, que integran el gobierno federal, declaran "simpatizar" con la causa separatista catalana. De ahí que el primer ministro belga haya estado bajo el fuego de los opositores en el parlamento para aclarar de una vez por todas la posición del ejecutivo belga ente esta situación.

Ante el primer ministro belga, Charles Michel, el señor Puigdemont es un ciudadano europeo que debe responder por sus actos, al igual que cualquier otro ciudadano europeo con sus derechos y deberes. No tiene privilegios, pero tampoco puede ser considerado como un ciudadano de segunda categoría. Esta es la visión de la democracia y del Estado de Derecho. Asimismo, enfatizó que la crisis política es en España, no en Bélgica.

El jefe del ejecutivo afirmó también que no va a intervenir en esta crisis, pero subraya que el interlocutor de Bruselas es el "gobierno de Madrid".

Por su parte, Mariano Rajoy apunta que "un gobernante no puede afirmar que la Constitución no rige en su territorio. Un gobernante no puede inventar un marco legal paralelo, que fue lo que ocurrió recientemente, ni puede declarar unilateralmente la independencia de una parte del territorio nacional ".

El próximo día 17 de noviembre, Puigdemont y los cuatro ex conselleres que lo acompañan en Bruselas van a comparecer ante un tribunal belga de primera instancia que decidirá si serán o no extraditados a España. Lo que sí es seguro, es que prevalecerá el procedimiento jurídico europeo comunitario, en el cual todos los países de la UE son miembros y lo reconocen, lo que abre desde ya la posibilidad que Puigdemont impugne ante tribunales europeos. 

ImprimirCorreo electrónico