Los emojis tienen un espacio en la historia del arte

Los emojis son una herramienta fundamental para comunicarse eficazmente a través de los mensajes de texto. Ellos pueden añadirle el tono adecuado a las palabras escritas que, de otra manera, serían secas y sin emoción.

Debido a su popularidad y su extendido uso, el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMA) les  ha dado a los emojis un espacio en la historia del arte y ha incluido entre sus exposiciones la de los primeros emoticones lanzados en 1999 por la empresa japonesa de telecomunicaciones NTT DOCOMO para celulares y buscapersonas. Estará disponible hasta el 12 de marzo del 2017. 

La exposición se encuentra en el Lobby del piso 1 | Fotografía: Vistazo

La colección tiene por nombre The Original Emoji y muestra los 176 emoticones diseñados en una grilla de 12 x 12 píxeles por Shigetaka Kurita, para los dispositivos que estaba desarrollando NTT DOCOMO durante esos años.

El japonés entendió que había que crear una manera más sencilla de incluir imágenes en las limitadas pantallas de los celulares. Los emojis (“e” significa imagen y “moji” letra), son considerados por su creador como una evolución de los kanji japoneses (ideogramas) y admite haberse inspirado en los dibujos de los mangas.

Kurita, de 44 años, se siente honrado por ser parte del MoMA | Fotografía: AFP

Desde su lanzamiento, tuvieron un éxito inmediato y fueron replicados por las compañías rivales en Japón. Doce años después hay alrededor de 1.800 emoticones en uso y siguen siendo la compañía perfecta para los mensajes escritos.

Para el MoMA, los emoticones son parte de una larga tradición de expresión en el lenguaje visual. Paul Galloway, especialista de colecciones y responsable del Departamento de Arquitectura y Diseño del museo, piensa que los emoticones son necesarios para "reafirmar el lado humano en un universo profundamente impersonal y abstracto". 

Fotografía principal: AFP